miércoles, 25 de agosto de 2010

Sin NaDa qUe LaMenTaR




La gente muere todo el tiempo. Es de las pocas cosas de las que estoy segura.


Aquella noche que te besé, lo hice por que sabía que me arrpentiría de no hacerlo. Dejar ir tus labios así como así era algo que no iba a permitirme.

¿Y sabes qué? No me arrepiento. Por dios...¡jamás lo haré!

Cada orgasmo a tu lado me hizo sentir que cualquiera de nosotros podría morir en ese momento...

Sin nada qué lamentar.

Puedo morirme ahora mismo. Estoy feliz :)

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Blogger Mujer de agua ha dicho...

me parece genial el poder morirse tranquilo...
felicidades

5 de septiembre de 2010, 12:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal