sábado, 5 de septiembre de 2009

In fraganti


...Y que entro de pronto a mi cuarto y ¡Zaz! Que sorprendo al baquetón de mi gato explorando su sexualidad en mi cama, y yo así de ¡¡(O,o)!!. Y el gato que nadamás se me quedó viendo un rato como sintiendo violada su intimidad. Me sentí como la mamá que entra al cuarto de su hijo sin tocar y lo sorprende experimentando cosas... XD!!

No me pude aguantar la risa ni evitar tomarle una foto...con su respectiva censura.

¡¡Kisses!!

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal